viernes, 29 de febrero de 2008

miércoles, 27 de febrero de 2008

Backdoor


-No somos bárbaros, George. El hombre civilizado no come carne humana.
-El hombre civilizado, todos los domingos, se come el cuerpo de Cristo.

Voraz (Antonia Bird. EE.UU. 1999)

Villa Scasso, Laferrere. Durante el invierno más frío del que se tenga memoria en la zona, los oficiales de la policía bonaerense Román Centurión y Juan Farías -conocidos en la calle como Calavera y el Lagarto Juancho, respectivamente- hartos de la impotencia de convivir con las peores degradaciones que pueda llegar a experimentar un hombre, se ven tentados a infringir la ley para hacer justicia por mano propia. Consideran tener la capacidad y los recursos para cometer un crimen y salir impunes. Eso creen hasta que los fieles seguidores de aquel a quien ellos sentenciaron y ejecutaron resucitan su nombre para consumar la más cruel de las venganzas.

Como ya lo había hecho en su novela anterior, el autor de Chamamé vuelve a desenfundar sus mejores armas, ahora, en ese otro far west ubicado en el conurbano de la provincia de Buenos Aires; dejando en claro que si Sam Peckinpah hubiera filmado Jesús de Nazareth, seguramente Leonardo Oyola sería el responsable del guión. Una adaptación de este libro. Una película titulada Gólgota.

martes, 26 de febrero de 2008

Un Picasso para Villa...

Damas & caballeros, ladies and gentlemen, Guns 'N Roses:
La ilustración para la tapa de Gólgota.

"...si algo te molesta agarrás la 22
mejor te respetan o van a saber quién sos..."

martes, 19 de febrero de 2008

Aire nuevo al policial

Negro Absoluto es el nuevo sello editorial de policiales negros, ambientados en diferentes épocas de Buenos Aires, dirigido por el escritor Juan Sasturain. Elvio Gandolfo, junto con Gabriel Sosa, está escribiendo la única novela que transcurre en Rosario, en la década del ’80; en el policial de Osvaldo Aguirre, el protagonista es un periodista y la historia está contextualizada en la década del ’30. Juan Terranova se sumerge en una historia que va del ’45 al ’55, cuyo telón de fondo es el peronismo y con un ex espía nazi como personaje principal; Leonardo Oyola optó por la historia de una mujer que tira las cartas y vive en una villa miseria en la década del ’90. Federico Levín, ya en este siglo, retrata las peripecias de un gordo en el Abasto, que investiga crímenes relacionados con la comida y con comunidades de inmigrantes como la peruana, y Ricardo Romero, en el futuro del posbicentenario, con el barrio de Constitución quemado en parte por un puñado de nacionalistas durante los festejos, narra la historia de tres personajes con síndrome de Tourette envueltos en un crimen que los obliga a realizar su propia investigación.

Escrito por Silvina Friera para Página 12.

lunes, 18 de febrero de 2008

Locomía


viernes, 15 de febrero de 2008

viernes, 8 de febrero de 2008

2 ex presidiarios, medio idos del alerón...

"...Oyola, argentino del 73, ha perpetrado, palabra sobre palabra y verso a verso, una truculenta road movie protagonizada por dos ex presidiarios, medio idos del alerón, que se ajustan las cuentas mutuamente tras un mal palo mientras se persiguen, y se insultan, y se disparan por los caminos polvorientos y calurosos de un territorio casi onírico, el del litoral porteño, hecho para la metáfora.

A medio camino entre el cómic, la trama negra y el esperpento, la historia fluye al ritmo alternado de Bon Jovi, Guns and Roses y Bruce Springsteen, (según se acelere o se ralentice), y no deja lugar al aburrimiento. Su lectura fragmentada garantiza risas y emoción, pero también encierra motivos sustanciales que superan el mero divertimento: el aprendizaje constante y doloroso, a porrazo limpio, que implica vivir en este mundo injusto que nos ha tocado habitar; la adicción al riesgo; la fascinación por los juegos al borde del abismo; el valor del amor y la nobleza a que obliga la amistad (pero sin lugares comunes ni tópicos edulcorantes)..."

La nota completa publicada en La Voz de España, acá.

jueves, 7 de febrero de 2008

miércoles, 6 de febrero de 2008

...siempre de la mano, de tu amigo el dolor


Fotos de Mica Hernández.

Terminé de escribir Gólgota.
¡Vás a vivir, Calavera!

martes, 5 de febrero de 2008

¡Tomá mate!

Nueva narrativa y literatura en internet: la literatura post-crisis

lunes, 4 de febrero de 2008

Fantasías animadas de ayer y hoy

Por Leonardo A. Oyola

La nueva película de Spike Lee será Spawn. Denzel Washington se calzara la capa del Fausto mercenario que vende su alma a un infierno –no EL infierno- para volver a ver a su amada mientras que Jorge García –el obeso y bonachón Hurley de Lost- interpretará a su némesis, el Clown.
Las dos oraciones anteriores mienten. Pero hoy en día una información como esa no parecería trasnochada. Los films basados en cómics han dejado de ser meramente ilustrativos del universo de su editorial, sea la Marvel o la DC. Las películas de superhéroes supieron abandonar a tiempo todo lo lúdico que abrazaran en su pasado para ser simplemente películas hechas y derechas. Y en algunos casos grandes películas. Ahí están para demostrarlo el Batman Vuelve de Tim Burton, la visión de Christopher Nolan sobre el mismo héroe redefiniéndolo en el 2005 y ni hablar de la excelente Spiderman 2 de Sam Raimi. Directores de renombre que han sabido mover a los personajes dentro de su imaginario sin por ello traicionar la esencia y la historia de estas criaturas ya míticas en el inconsciente colectivo.
Hollywood ha aprendido la lección, y es por eso que apuesta sobre seguro apelando al talento de grandes directores, al magnetismo de sus estrellas más rutilantes y a la popularidad de ascendentes actores televisivos para llevar a buen puerto una propuesta que no defraudará porque el guión tiene como puntapié inicial un storyboard irresistible como lo es una obra maestra del género. He aquí el secreto de la alquimia.
Y así y todo, puede fallar.
El 2008 traerá a nuestra cartelera cinematográfica la primera película de un ícono que se hizo desear, segundas partes de dos sagas aprobadas por los fanáticos más exigentes además de un volver a empezar de otras dos franquicias que decepcionaron en sus primeros abordajes.
A saber:


Iron Man. La dirige una actor secundario, Jon Favreau. El típico cara que te conozco pero no sé de donde. El tipo hizo los deberes. Fanático del personaje y con un ojo en los Ultimate Avengers donde un Nick Fury negro durante unas cuantas viñetas dice que si se hiciera una película sobre él solo podría interpretarlo Samuel L. Jackson… bueno, Favreau contrató al Jules de Tiempos violentos para hacer de Nick Fury. En esa misma saga, Tony Stark, -el alcohólico millonario inventor de la armadura que el mismo se calza para combatir el mal- declara que solo puede apoyar el culo sobre ese traje que es un reactor atómico estando borracho o drogado. Parece un chiste fácil que lo interprete Robert Downey Jr.

Batman: el caballero de la noche, es quizás la película del género más esperada del año. Secuela de la impresionante Batman inicia, la nueva cinta de Nolan introduce a un Guasón que en la interpretación del malogrado Heath Ledger estará a mitad de camino entre un rocker corte Marilyn Manson y el ultraviolento Alex de La Naranja Mecánica. Además, Nolan, su hermano Jonathan y David S. Goyer –responsables del guión- admiten estar influenciados tanto en la novela gráfica de Alan Moore, La Broma Asesina, como en la película de Michael Mann Fuego contra fuego. Y sí, enfrentar a Batman y el Joker es algo así como poner frente a frente a Pacino y De Niro.

Hellboy 2: la armada dorada. Todos los laureles todos ganados por El Laberinto del Fauno hacen que su director, el mexicano Guillermo Del Toro tenga carta abierta por parte de los productores y los espectadores para adentrarse más en la pesadillesca creación de Mike Mignola, con quien trabaja codo a codo desde Blade II. Cuatro años después de la primera incursión cinematográfica del hijo del diablo capturado por los Nazis y recuperado por los Aliados, el contradictorio héroe interpretado por el gigante Ron Perlman y su equipo siguen combatiendo infatigables con las criaturas de la noche. ¿Habrá un nuevo cameo de Santiago Segura?


El Increíble Hulk. De la película de Ang Lee solo nos queda el tratamiento visual del split screen semejando las viñetas de los cómics en la pantalla grande. El tema fundamental de esa malograda adaptación del gigante esmeralda pasaba por la criatura. Que no llegó a desarrollarse como deseaban los técnicos en FX debido a los compromisos pautados para el estreno. Y así en lugar de un film se nos entregó un video game roto. Ahora tenemos a Edward Norton como el Dr. Banner. Tim Roth como su contrapartida rusa, el Dr. Emil Blonsky. Edward Norton metiendo mano como siempre en el guión para estar más en pantalla ¡áhia! Y dirigiendo… ¡¿el francés que hizo las del Transportador?! Si, también responsable de Danny the Dog con Jet Li. Furia contenida. Furia a punto de reventar… Ahí va.

Punisher: Zona de Guerra. La inexplicable versión de 2004 -que desperdicia las magníficas páginas escritas por Garth Ennis- con John Travolta como el villano invitado se editó directamente en video en nuestro país. El mismo destino que tuvo el telefilm con Dolph Lundgren en el rol del vengativo Frank Castle. Ahora, la alemana Lexi Alexander –la de la película de hooligans con Elijah Wood- con un elenco de desconocidos espera no defraudar a los seguidores del personaje. EL dato: la Lexi es campeona retirada de karate y kickboxing. Y en su CV figura haber coreografiado y filmado en segunda unidad las peleas de las películas de Mortal Kombat. ¡Tomá!

Lo que viene, lo que viene, lo que viene para el 2009…


Watchmen. La adaptación cinematográfica de la Biblia del cómic de superhéroes craneada por Alan Moore y Dave Gibbons en los ‘80, dirigida por Zack Snyder, el realizador de El amanecer de los muertos y 300.

The Spirit. La obra maestra de Will Eisner será revisada por un especialista y colega, el gran Frank Miller (Sin City). Samuel L. Jackson y las bellísimas Scarlett Johansson y Paz Vega encabezan el reparto

Wolverine. Precuela con Hugh Jackman en el papel que lo popularizara mundialmente. Basada en la saga de Arma X. ¿Detrás de cámara? El sudafricano Gavin Hood, responsable de Tsotsi, ganadora del Oscar al mejor film en idioma extranjero en el 2005.

G.I. Joe. Stephen Sommers, el director de la asombrosa Agua Viva, después del fracaso de Van Helsing intentará repetir en la cartelera el fenómeno Transformers. La infartante Sienna Miller como la Baronesa, Mr. Eko como el Heavy Duty y Darth Maul como el Comandante Cobra no aseguran el éxito.

Mientras tanto en el Salón de la Justicia…

La versión cinematográfica de la Mujer Maravilla sigue sin prosperar. Con una Sandra Bullock ya veterana para el papel y alejado Joss Whedon (Buffy) del proyecto por diferencias creativas, también se ha retirado su protegida, Sarah Michelle Gellar. Dicen que Megan Fox (Transformers) se calzaría el traje. ¡Fo-to! ¡Fo-to! ¡Fo-to! ¡Fo-to! / ¡Fo-to! ¡Fo-to! ¡Fo-to! ¡Fo-to!
Man of Steel, secuela prevista para el año que viene de Superman Regresa, continúa parada tras la tibia recepción de los fanáticos de la película de Bryan Singer protagonizada por Kevin Spacey y Brandon Routh.

David Dobkin, el director de Los Rompebodas, tiene luz verde para The Flash. La carrera por el protagónico parece ganada por Ryan Reynolds (The Amityville Horror).

El hijo de John Cassavetes, Nick (John Q), labura con el Capitán América. Lo quiere a Brad Pitt, que ya tiene entrenamiento con el escudo después de Troya.

Publicado en la RS Nro. 119. Febrero de 2008.

domingo, 3 de febrero de 2008

Oyola y los policiales porteños

Por Sonia Budassi

– ¿Cuál es el primer libro que recuerda haber leído?

En revistas de chistes corte Larguirucho o Condorito venían enganchados en la página central dossiers con adaptaciones de clásicos ilustrados. Así conocí al Dr. Jeckyl & Mr. Hyde y a Los tres mosqueteros. También recuerdo, después de haber visto en Carozo y Narizota la miniserie que hizo la RAI de Sandokán, ir a buscar las novelas de Salgari y obviamente encontrarlas en la colección Robin Hood.

– ¿Cuál es su autor favorito vivo?

En mi palo, Guillermo Orsi y Ernesto Mallo. Tipos curtidos, old fashion. Trasmiten eso en sus policiales: la seguridad del que está de vuelta sin la necesidad de vender sabiduría a lo Libro Gordo de Petete. Los dos crearon personajes de puta madre como lo son sus respectivos canas. Un cachivache impresentable y oportunista es el Gargano de Orsi en Sueños de perro; mientras que el Comisario de Mallo protagonista de La aguja en el pajar y el Delincuente argentino la juega de quijote anacrónico con chapa y reglamentaria.

– ¿Qué libro se llevaría a una isla desierta?

Ir a una isla desierta donde en teoría no hay bares, cines, música, internet; donde tampoco hay mujeres; una isla desierta donde haciéndome el gato y como cantan Los Gatos elegí para irme a naufragar por algo pienso en que libro me llevaría; una isla desierta sin psicoanalista… Definitivamente sería el momento exacto para entrarle a un género que vengo esquivando hasta la fecha: el de la autoayuda. ¿Existe un Bucay para principiantes? Ese me llevaría. Sino, de una y a lo guapo, arrancaría con Rolón.

– ¿Cuál es el último libro que leyó o qué está leyendo en este momento?

El carácter sea monkey de Daniel Riera. Me dejó duro el loco porque -sin ponerse en periodista de canal 9 machacando hasta el hartazgo con el tema de la inseguridad- inquieta desde una afirmación que puede ser verdadera o falsa, un cincuenta y cincuenta muy caro para apostar. Ese texto reproduce la insoportable sensación de sogueo siempre presente en un robo.

– ¿Qué libro reciente no pudo terminar de leer?

El único libro que nunca pude terminar fue la Biblia. Todo un pecado para lo que es mi imaginario.

– ¿Qué libro quisiera releer pronto?

De Ambrose Bierce tanto sus Cuentos de soldados y civiles como su Diccionario del diablo. Porque trasmite la ira contenida de alguien que siempre estuvo en guerra literal y espiritualmente. Los enemigos de Bierce son varios según la batalla que pelee –la naturaleza, la fe, los otros hombres- pero tiene bien en claro que el peor de todos sus demonios es él mismo.

– ¿Cuándo escribe?


Cuando puedo. Donde puedo. Como puedo.

– ¿Quién debería ser el próximo Nobel?

¡Laiseca por supuesto! Como cuenta en el Manual sadomasoporno, el Conde ya tiene un Lebon… que no es lo mismo. Y después de la Medalla de Cuero’e Sapo otorgada por las Fuerzas Vivas de Camilo Aldao y el Sorete del bar Einstein que se ganó por sus Poemas Chinos le vendría muy bien otro reconocimiento.

– ¿Cuáles son sus rituales o supersticiones a la hora de escribir?

Armo soundtracks en CD’s, en el MP3, en la computadora. Busco contagiarme de ritmos. Ver que me trasmiten esos temas. Después, como novelista, me pongo límites que cumplo a rajatabla para no desbandarme. Hago un esquema definitivo con el número de capítulos. Los se de movida, antes de escribir la primera oración. En Siete & el Tigre Harapiento usé un disco de Duran Duran para titular cada uno de sus capítulos con el título y el orden de las canciones de ese trabajo discográfico. Para Hacé que la noche venga nombres de series clásicas de televisión ambientadas en el far west. En Chamamé corresponden a los versos completos de una canción de Bon Jovi, dejando el estribillo para marcar los finales de la primera y segunda parte. En Gólgota utilizo los misterios para rezar el rosario y en Cuando las palomas lloran el nombre y la forma en que salen las cartas de la baraja española utilizada para adivinar el futuro. Por ejemplo: La sota de copas al revés.

– ¿Cuál es su comienzo favorito de la literatura universal?

En las Crónicas de motel de Sam Shepard, una arranca con “hubo una época en que mamá llevaba un 45. Yo en una cadera. La pistola en la otra…”.

Publicado en el suplemento de cultura del Diario Perfil del domingo 3 de febrero de 2008.