jueves, 27 de marzo de 2008

Publicidad móvil


miércoles, 26 de marzo de 2008

En Casa de América


El argentino Leo Oyola presenta "Gólgota", una novela violenta y simbólica

Madrid, 26 mar (EFE).- Como la crucifixión, violenta y simbólica, se presenta la última novela del joven autor argentino Leonardo Oyola, publicada en España bajo el título Gólgota, nombre del monte donde se cree que Jesús fue crucificado.
Convencido de que "muchos llevan la cruz al cuello y otros la viven", Oyola invitó hoy a adentrarse en la novela, inédita en su Argentina natal.
El autor, que ha participado días atrás en el I Encuentro Puerto Mediterráneo del Libro, celebrado en la isla balear de Ibiza, confesó que antes de comenzar a escribir un texto tiene decidido su título y su estructura, para no dejarse "seducir" por otras ideas.
En el caso de "Gólgota", Oyola reveló que utilizó la estructura del rezo del rosario, basada en recitar tres misterios, como hilo de la narración.
Así, los tres tipos de misterios cristianos se corresponden con tres partes de la novela -tituladas Gozo, Dolor y Gloria- y que a su vez se dividen en cinco capítulos cada una de ellas.
Pero la formación religiosa del autor, de 34 años, y "sus idas y venidas con la fe" son sólo una de las excusas de un argumento que tiene como escenario un barrio marginal de Buenos Aires.
Se trata de Villa Scasso, al oeste de la provincia de Buenos Aires. Un laberinto de callejuelas con sus propias leyes, donde un frío día de invierno una madre y su hija mueren.
Como personajes principales dos policías, Calavera y Lagarto, que protagonizan la historia de una venganza en un enclave salvaje.
"Todos podemos ser Cristo y todos también podemos crucificar", afirmó Leonardo Oyola, al referirse a los papeles desempeñados de "policías buenos y policías malos".
"Gólgota" viene avalada por el éxito que obtuvo Oyola en España con su tercera novela "Chamamé", obra en la que ya se vislumbraba su concepción literaria.
En 2004, Oyola obtuvo la tercera mención del jurado del Premio Clarín-Alfaguara de Novela con su obra "Tigre harapiento" a la que siguió "Hacé que la noche venga".

Para ver en su sitio original, pinchar acá.

lunes, 24 de marzo de 2008

Tomá: matame

Tengo entendido que lo que en Francia se entiende por Francois le sensible en España es algo así como Pepe el maricón.
Pero... ¿enfant terrible? ¿Desde cuando, Guns 'N Roses?

viernes, 21 de marzo de 2008

Te parece, Guns 'N Roses?

Poesía actual
por Santiago Llach


Así como muchas de las mejores novelas argentinas de los años noventa fueron libros y libritos de poemas (de Martín Gambarotta, Fabián Casas, Cecilia Pavón, Martín Rodríguez), ahora lo mejor que le pasa a la poesía argentina lo hacen blogueras (como Fille Putain), fotógrafos (como Mariano Blatt, que diseña afiches con leyendas y los sube a su fotolog) y narradores (como Leonardo Oyola). Siempre lo más interesante que pasa con un arte son los elementos nuevos que el artista trae del afuera para mezclar con lo viejo, con la tradición.

En la era del dólar ultrabajo, mientras el mercado interno se achicaba, la política venía mal cortada y los jóvenes de clase media viajaban por el mundo, un arte de las catacumbas como la poesía, que camina siempre con un pie afuera del mercado, fue la sede que encontraron los hijos del rock y las utopías setentistas para contar sus mejores historias. El modelo argentino se convirtió pronto en una feria artesanal de poetas latinoamericanos que iban y venían por el patio trasero de USA con sus libros objeto y sus papeles fotocopiados.

Los narradores de la era de la soja kirchnerista, de la época en que el 24 de marzo se convirtió en un feriado más, en cambio, tienen acceso inmediato a la publicación. Mientras ellos cocinan su poética a la vista de todos (los viejos dinosaurios editoriales les abren la puerta con antologías, y los medios los saludan desde la tapa de los suplementos), los formatos ofrecidos por Google Inc y sus competidores van reconfigurando las formas literarias. ¿Dónde están los mejores poemas actuales? Posiblemente, en breves posts en prosa que se descubren saltando por los blogs, en los párrafos que los nuevos narradores prolijos dejan afuera de su angustia publicadora, en la crítica cultural instantánea de los hijos de la educación humanística masiva y a la bartola volcados a la ficción: ahora la que viene mal cortada es la poesía.

Publicado en Crítica, 21 de marzo de 2008)

jueves, 20 de marzo de 2008

miércoles, 19 de marzo de 2008

lunes, 17 de marzo de 2008

Agenda en Madrid

Tras participar en el I Encuentro Puerto Mediterráneo del Libro, en Ibiza, Leonardo Oyola visita Madrid para presentar su última novela, Gólgota. El autor de la valorada Chamamé ataca ahora con un policial más oscuro y personal, de agentes de la ley que juran devoción a estampitas de San Jorge y delincuentes que veneran a San La Muerte.

El jueves 20 de marzo a las 22:00 horas se podrá escuchar un anticipo de todo ello en el Bukowski club (c/San Vicente Ferrer, 25), donde Leonardo Oyola leerá fragmentos de su obra junto a Carlos Salem y Gonzalo Torrente Malvido.

Además, el autor será entrevistado el lunes 24 a las 20:00 horas en Vivir del cuento y el viernes 28 a las 15:00 horas en La cuadratura del círculo, ambos programas en la emisora del Círculo de Bellas Artes Radio Círculo (100.4 FM).

Gólgota se presentará a la prensa el miércoles 26 de marzo a las 12:00 horas en Casa de América (Plaza de la Cibeles, 2, sala Miguel de Cervantes). La presentación al público de la novela tendrá lugar el jueves 27 de marzo a las 20:00 horas en Casa del Libro (Gran Vía 29). Te esperamos.

Más info aquí y allá.

sábado, 15 de marzo de 2008

Believe or not

Festival de Poesía, mesa sobre novela latina y fotografías de autores de ayer
La tercera jornada del encuentro 'Eivissa, Port Mediterrani del Llibre' se cerró con jazz en Can Ventosa

POR JULIO HERRANZ

El auditorio de Can Ventosa acogió ayer el acto público más participativo de la I Trobada Internacional de Literatura Eivissa, Port Mediterrani del Llibre, el Festival de Poesía, en el que participaron la poetisa catalana Susanna Rafart, el poeta israelí Alon Altaras, el portugués Ivo Machado, el madrileño Benjamín Prado y el ibicenco Pep Marí. Lectura presentada por el director de este centro cultural de Vila, Carles Fabregat. Catalán, hebreo, portugués y castellano fueron las lenguas que sonaron en el recital; y no hubo problemas de comprensión para los dos idiomas extranjeros, ya que la traducción iba siendo proyectada en una pantalla durante la lectura. La jornada tuvo un colofón musical con el concierto que ofreció a continuación de la lectura poética la big band Eivissa Jazz Ensemble.

El tercer día del encuentro literario comenzó a las 12,00 horas con la inauguración de la exposición de fotografías El mito de Eivissa y los escritores en la galería Via 2 de Vila, cedida gratuitamente para la causa. La muestra reúne 18 fotografías en gran formato relacionadas con los textos a su lado, tanto de poesía como de prosa, de Elliot Paul, Rafael Alberti, María Teresa León, Walter Benjamin, Raoul Hausmann, Fernando Guillermo de Castro, Rafael Azcona, Juan Luis Panero, Ignacio Aldecoa, Norman Lewis, Josep Pla, E. M. Cioran, Pedro Zarraluki, Carlos Bousoño, Claudio Rodríguez, Antonio Colinas y Blasco Ibáñez. Escritores que tuvieron algún tipo de relación más o menos duradera y circunstancial con Eivissa entre los años 30 y 70 del pasado siglo.

La exposición, que estará abierta al público hasta el próximo día 29, ha sido organizada por el Arxiu d'Imatge i So municipal de Eivissa, con la colaboración de Vicente Valero y Martin Davies. La mayoría de las instantáneas son de García Prats y Domingo Viñets, de sendas colecciones que sus familias han donado recientemente al Ayuntamiento. Como curiosidad, también hay alguna realizada por el departamento de Obras del Consistorio. En las que más se nota el estrago que el tiempo ha hecho en el paisaje son en las de la bahía de Sant Antoni, irreconocible para un visitante de nuestros días.

La mañana tuvo también un acto informal en la librería Hipérbole (promotor del encuentro junto al Plan d'Exce·lència del Ayuntamiento de Eivissa), con la firma de libros por parte de algunos de los escritores que participan en el encuentro.

El tercer acto programado para ayer fue una mesa redonda en la sala capitular del Ayuntamiento, con el enunciado de Biblioteca de Babel: la nueva novela latinoamericana. Participaron los escritores Leonardo Oyola, Sonia Mattalía y Alejandro Hernández, actuando como moderador Saul Sosnowski, fundador del Centro de Estudios Latinoamericanos y profesor en la Universidad de Maryland (EE UU). Una mesa redonda que resultó muy animada y emotiva, con participación activa del auditorio.

Por una lado, Sonia Mattalía ofreció una visión personal de la literatura de mujeres desde la perspectiva contemporánea. Alejandro Hernández, que tiene una relación directa y creativa con el séptimo arte, explicó la relación siempre controvertida que existe entre la literatura y el cine, motivado por las preguntas que le planteaban desde el público. Como también resultó interesante la explicación que ofreció Leonardo Oyola sobre los procesos de documentación para escribir sus novelas policíacas, centrándose especialmente en dos líneas de trabajo para encontrar el material de su trabajo, los barrios marginales de la ciudad de Buenos Aires y las vivencias personales de este joven y polifacético autor, crítico de cine, docente y miembro del grupo de jóvenes narradores argentinos conocido como El Quinteto de la Muerte.

Para leer en el sitio original, hacer click acá.

viernes, 7 de marzo de 2008

domingo, 2 de marzo de 2008

Gira mágica y misteriosa


Viaje a Darjeeling **** (4/5)

Con Owen Wilson, Adrien Brody, Jason Schwartzman y Anjelica Huston.
Dirigida por Wes Anderson
.

(Por Leonardo A. Oyola) El comienzo del quinto largometraje de Wes Anderson es un homenaje al cine clásico de intriga, al estilo del Asesinato en el Expreso de Oriente, donde un personaje anónimo al que pareciera que lo están persiguiendo -interpretado por Bill Murray, habitual colaborador del realizador y protagonista de Vida Acuática- llega a una estación de trenes en un país exótico abordo de un taxi que abandona sin pagarle al chofer. La formación en la que debería estar plácidamente sentado acaba de partir. El hombre, de traje y riguroso sombrero, intentará alcanzarla corriendo. No lo logrará. Sí, en cambio, el flaco alto y desgarbado que lo pasa durante la carrera. Es uno de los Whitman, que vuelve a encontrarse con sus otros dos hermanos después de un año en el que no mantuvieron contacto para hacer un viaje que derivará en una aventura tan o más caótica que la vivida por los Beatles en su tren de Anochecer de un día agitado. Y la comparación con los de Liverpool no es gratuita. Porque los fabulosos cuatro de esta película son Wilson, Brody, Schwartzman y el mismísimo Anderson haciendo rocanrol clásico y del bueno.

Pocos son los cineastas que pueden ostentar estilos únicos. Anderson es uno de ellos. Su imaginario visual está patentado en el uso furibundo del soundtrack, la ralentización de movimientos y las subjetivas desde el punto de vista de los reflejos de espejos, solo para enumerar las más identificables. También existe en él una temática recurrente: la muerte y la forma que tenemos de lidiar con el luto. El roce con la pérdida de alguien cercano que nos pone en contacto con nuestra propia finitud. La muerte y todo lo que es referente a las ceremonias de velorios y entierros. La tumba de la madre de Max Fisher o el esposo fallecido aún presente de la maestra a la que pone cuerpo y alma Olivia Williams en Rushmore, el epitafio en la lápida de Royal Tenenbaum o los restos mortales del supuesto hijo de Steve Zissou arrojados al mar son clara muestra de esta pulsión. En este largometraje, Anderson da cátedra inolvidable con un flashback que inicia y termina con un abrazo entre hermanos que emociona con una honestidad demoledora.

Y es precisamente otro de sus rasgos característicos -esa habilidad para fusionar lo abrumador con lo absurdo- lo que nos permite, entre tantas, una hilarante escena con una cobra suelta por los vagones del Darjeeling Limited o la aparición de un tigre come hombres asolando a una iglesia y sus feligreses. El tren y la India se convierten en personajes claves en la historia de tres tipos que están en un país ajeno sin abandonar su propio mundo. Y El viaje a Darjeeling es, ni más ni menos, la forma en que los hermanos White y nosotros como espectadores nos volvemos a poner en contacto con la vida.

Publicado en el Nro. 120 de la edición argentina de Rolling Stone.
Marzo de 2008.